Shaquille O’Neal es uno de los pívots más dominantes de la hitoria del baloncesto. Y pese a que su etapa de mayor esplendor llegó en Los Angeles Lakers, donde ganó tres anillos consecutivos (siendo en todos ellos MVP de las Finales), sus inicios NBA ya dejaban intuir que iba a ser un jugador absolutamente de época.

Shaq llegó a Orlando en 1992. Desde los 20 a los 23 años jugó en los Magic, promediando más de 27 puntos y 13 rebotes en sus cuatro primeros cursos en la NBA. ¿No te acuerdas de cómo jugaba allí? ¿o directamente, por edad, no le viste jugar?

La solución: