Nos gustan las historias curiosas, las de vestuario, las que salen a la luz después de mucho tiempo. Os traemos una bastante jugosa con dos hombres y nombres históricos. Uno es Michael Jordan, que se presenta solo, y el otro es Will Perdue, mítico compañero de Jordan que estuvo en la NBA durante 13 años. Fue el hombre clave para que Dennis Rodman llegara a Chicago. Se retiró en los Spurs en 1999, donde ganó su cuarto anillo de la NBA.

Presentados ambos, les situamos. Todo sucede en un programa de radio en el que otro ex compañero de ellos, Horace Grant, cuenta una batallita de los entrenamientos:

«Nuestros entrenamientos eran tan intensos porque Phil Jackson, el cerebro que estaba detrás de todo, ponía a MJ en el segundo equipo, y yo y Scottie estábamos en el primer equipo, y como Jordan era tan competitivo, pues había muchos golpes, muchos combates. Estoy tan feliz de que los medios de comunicación no estaban tan dentro de los equipos como ahora».

«No me gusta contar la historia, pero Will y yo todavía somo buenos amigos… Will hace un bloqueo ilegal sobre MJ y éste le dice ‘no lo vuelvas hacer’.

¿De qué estás hablando, Will? MJ dice OK, vale.

Phil dice que lo haga de nuevo, así que, naturalmente, bloqueamos dos veces más de manera ilegal. MJ se acerca a Will y BOOM. Le levantó.

Todo se acabó; agarramos a Will.

Nos vas a lesionar a MJ.

MJ se puede cuidar solo.

Al día siguiente, Will se subió al avión con un ojo morado.

Aquí la parte completa en la que lo confiesa:

Fuente: ProBasketballtall