No era un partido más para Michael Jordan. A sus 38 años intentaba disfrutar de una segunda juventud en los Washington Wizards pero llegaba al partido ante los Hornets tras un día muy gris en Indiana. Ante los Pacers se quedó en solo 6 puntos y rompió una racha de 866 partidos consecutivos anotando al menos 10 puntos, un récord absoluto que ha sido superado hace poco por LeBron James. La última vez que no había llegado a la decena fue en 1986 y 15 años después se iba a disputar este partido, un 29 de diciembre de 2001.

Jordan estaba con ganas y lo iba a demostrar desde el primer minuto. Tiro tras tiro fue sumando a su marcador individual sumando los 13 primeros puntos de su equipo… hasta anotar 51 puntos, su máxima anotación con los Wizards y su último partido con más de 50 puntos en la NBA. Los Wizards vencieron por 107 a 90 a los Hornets que, curiosamente, ahora preside. Desde enero del 97 ante los Knicks Jordan no superaba dicha marca.

La última gran exhibición de Michael Jordan: