Año 2006. OJ Mayo, un prometedor talento aún en el instituto, que más tarde llegaría a la NBA tras ser elegido número 3 del Draft de 2008, se enfrenta a Michael Jordan en un partido de entrenamiento. Jordan, de 43 años, se encontraba ya retirado… pero conservaba sus fundamentos intactos.

A Mayo no se le ocurre otra cosa que vacilar a ‘Air’… y la respuesta de la leyenda no deja lugar a dudas.