Dejan Bodiroga fue uno de los jugadores más determinantes de Europa en su época. Nunca probó en la NBA pero reinó en el ‘Viejo Continente’ y lo hizo además gracias a una técnica individual excepcional.

Resulta muy curioso ver un informe de sus fortalezas, del tipo de los que se hacen con los jugadores universitarios o que quieren llegar a la NBA… sólo que con una estrella ya consagrada en Europa. Así jugaba la estrella serbia: