El Real Madrid no ha podido derrotar al Khimki de Moscú en el partido correspondiente a la jornada 27 de la Euroliga.

El conjunto ruso llegaba al encuentro después de 17 derrotas seguidas en la Euroliga, pero han superado al equipo blanco en un final apretadísimo. Los de Pablo Laso cometieron 23 pérdidas de balón durante el encuentro y ni las buenas actuaciones de Deck y Carroll pudieron evitar la derrota.

Pablo Laso habló tras el encuentro, especialmente enfadado por la primera parte del equipo:

«Nuestra primera parte ha sido terrible. Luchamos en la 2ª parte pero no fue suficiente. Lo fácil es pensar en la última posesión. Para mí esa primera mitad es inaceptable. No hemos jugado a nada, ni en ataque ni en defensa. Es un milagro ganar un partido con 23 pérdidas”.

El conjunto blanco no pudo contar en este partido con Sergio Llull, Rudy Fernández y Trey Thompkins.