El Real Madrid disputará la final de la Copa del Rey tras superar al Lenovo Tenerife en la primera semifinal de la tarde (85-79). El conjunto de Pablo Laso remontó el encuentro después de verse hasta 17 puntos por debajo en el electrónico, gracias a las destacadas actuaciones de Walter Tavares, Gaby Deck y Fabien Causeaur.

El Lenovo Tenerife entró con mucha más energía al partido. Arrastrado por un excelso Bruno Fitipaldo (10 puntos en el segundo cuarto), los tinerfeños pusieron en el encuentro un punto más de voluntad en ambos lados de la cancha. Fran Guerra castigaba bajo los aros, Tavares se iba con 0 puntos al descanso y Marcelinho, junto a Cavanaugh, hacían daño al conjunto blanco. Un guion que, a pesar de todo, dejaba al Real Madrid a tan solo 6 puntos al descanso.

En la segunda parte, cambiando la rotación, el equipo madrileño consiguió darle la vuelta de manera definitiva al choque. Sin Alocén, Abalde o Tyus, pero con Carroll, Causeaur y Lull, además de los incombustibles Deck y Tavares, el Real Madrid ganó los dos últimos periodos tras perder los dos primeros. La magia de Marcelinho Huertas y los puntos de Doornekamp o Guerra no era suficiente para volver a liderar el electrónico y, de esta manera, con un magistral pase de Lull, el equipo de Laso certificaba su pase a una nueva final de Copa.

Estadísticas completas:

Imagen

Quizá te interesa…

¡A semis en la prórroga! El Barça gana al Unicaja tras un emocionante choque