El FC Barcelona jugará la final de la Copa ACB frente al Real Madrid tras superar al Baskonia (77-68). En un partido marcado por el desacierto, las rachas y la superioridad del Barça, el equipo de Jasikevicius ha sacado un billete para el gran encuentro del fin de semana con unos destacados Nikola Mirotic, Cory Higgins y Kyle Kuric.

La primera parte estuvo marcada por el desacierto general. A un arreón inicial de Pierriá Henry, le siguió un apagón total del conjunto vasco. El conjunto de Ivanovic terminaba los 20 primeros minutos con tan solo 27 puntos y 1 asistencia. Unos números que contrastaban con los 26 rebotes y 38 puntos blaugranas, propiciados por 4 triples consecutivos una vez pasado el ecuador del segundo periodo.

Sin embargo, cuando el Barça parecía lograr una renta lo suficientemente amplia en el tercer cuarto, Baskonia aprovechó «la falta de concentración» (palabras del propio Saras) de los catalanes y, tirando de orgullo, conseguía volver al partido. Parcial de 2-18 con un Jekiri a un altísimo nivel y a 4 puntos del Barça. Pero una vez divisada la orilla, Baskonia no pudo acercarse más a tierra firme. Davis-Mirotic primero y Westermann-Calathes después, lograban ampliar la ventaja de nuevo para certificar el pase a la final.

Estadísticas del partido:

Imagen